MERCHANDISINGCOMPRA DE TÍCKETSEspañol / English / Deutch / Français
PROGRAMA Y CONTENIDOS ESENCIA DE AMOR COREÓGRAFA CRÍTICA UBICACIÓN PRECIOS Y HORARIOS FOTOS Y VIDEO
Hace más de 150 años, el teatro de la Canobbiana de Milán se reunió para disfrutar por primera vez de esta singular obra. Fue en el año 1832 y el éxito de público convirtió a esta obra de Donizetti en un referente. En muchas escenas este compositor es tan sentimental como Bellini e ingenioso como Rossini, en otras, resulta algo dramático, como su sucesor, Verdi.

La historia tiene lugar en una pequeña aldea de la Toscana. La encantadora Adina tiene dos pretendientes: el sencillo campesino Nemorino, que es demasiado tímido para confesarle su amor, y el sargento Belcore, que ha recibido la orden de hospedarse en la casa de Adina, a la que comienza a cortejar con impaciencia.
Adina se burla del pobre Nemorino, que la ama fielmente. Un día, llega al pueblo el coche de un forastero. Es Dulcamara, un curandero que ofrece una multitud de extraños remedios. Nemorino le pregunta si no hay un elixir para el amor. Naturalmente que Dulcamara tiene uno, que le costará todos los ahorros a Nemorino y tendrá efecto sólo 24 horas después (o sea, cuando el curandero se haya marchado del lugar). Sin embargo, los primeros efectos se producen de inmediato: el vino tinto común, pues no de otra cosa se trata, pone a Nemorino muy alegre. Canta y baila como nunca. De repente, deja de interesarse por Adina. Por eso ésta decide, por despecho y por aparentar, casarse de inmediato con el sargento Belcore.

Cuando aparece el notario, Adina declara repentinamente que ya no tiene prisa, a pesar de que su prometido debe irse a la guerra a la mañana siguiente.
Una furtiva lágrima que cautivó corazones